MAGMA 2012: Se trata de nuestra primera elaboración. Edición limitada a 1176 unidades en cajas de 3 ó 12 unidades.

Se trata de un vino envejecido en roble durante 6 meses y mantenido otros tantos en botella antes de iniciarse su comercialización. Por lo tanto, podríamos enmarcarlo en los conocidos como semicrianzas.
Tiene un color cereza de capa media. En nariz se aprecian como olores primarios de fruta roja típica de la tempranillo. Como olores secundarios podemos apreciar toques balsámicos y de café tostado.
En boca tiene un paso suave completado con una justa astringencia y acidez. Destaca en la retronasal un sutil paso por madera muy agradable.
El vino ha sido elaborado con uva tempranillo del singular viñedo de Olmillos de Sasamón, que se encuentra en lo que se conoce como límite productivo.
El terreno está formado mayormente por tierras pobres de arenas y la uva, garnacha y tempranillo, aunque muy extendidas, son autóctonas, es decir, bien adaptadas a las circunstancias. Así, esta combinación de factores
dispone a la viña en unas condiciones favorables para afrontar los posibles efectos del cambio climático.