Heladas y maduración tardía condicionan una tarea clave en el viñedo

¿Sabías que la cosecha 2021 ya ha arrancado? Es una pregunta trampa, pero es cierto que la recolección estará condicionada por la poda, que es de las primeras tareas que se realiza en el viñedo tras la cosecha anterior. La poda marca el desarrollo de la planta de vid para el futuro.

Normalmente es un momento que aparentemente luce poco en los viñedos y bodegas, que hace poco ruido, que se hace sin darle mucha publicidad y que parece que no tiene valor. Sin embargo,  ¡Es todo lo contrario! Lo puedes ver en la cuenta de @academiadepoda de Roc Gramona, que se está consiguiendo resultados geniales.

poda del viñedo

De hecho, la poda es uno de los trabajos más duros, mucho más si las cepas están en vaso y no en espaldera. En ese caso, el podador tiene que agacharse durante más tiempo, los sarmientos estorban mayor, es más difícil visualizar los cortes, etcétera. Nosotros sabemos bien de los beneficios y riesgos de esta tarea. Lo experimentamos desde la poda en un viñedo de primer año que vimos ‘nacer’ hace ahora siete años. Podar se asemeja a ‘moldear’ la cepa, ya que sirve para marcar el desarrollo y crecimiento de la misma.

Un arte fundamental

  • Determinar la producción (cantidad de uva) vamos a tener el año que viene. La planta tiene un tronco, dos brazos y unos pulgares. De esos pulgares sale un sarmiento en 2020 que nos ha dado sus uvas. De ese sarmiento debemos sacar la producción de este año. En principio se suelen dejar dos o tres yemas, de las que saldrán los brotes este 2021.
  • Diseñar la plantación en conjunto. En función de la forma que le demos a la planta y a cada brazo tendremos una estructura que repetida en muchas plantas da forma al viñedo.
  • Hacer más longevo el viñedo. Una buena poda con los cortes donde se deben hacer y con precisión hace que la savia fluya correctamente. Una poda hecha sin mayor cuidado, con cortes muy al ras del tronco o del pulgar o sin la misma orientación hace que la madera se vaya secando y las plantas vivan menos años.

Determinar la fecha de poda

¿Sabías lo importante que era la poda? Pues una cosa más, en el caso de Olmillos de Sasamón, se puede hacer desde que la vid pierde la hoja, allá por noviembre, hasta bien entrado marzo, cercana la primavera. Cuanto más tarde podamos, más tarde brota la planta.

¿Y por qué es esto importante? Olmillos de Sasamón es una zona super fría donde las heladas primaverales son habituales. Si conseguimos retrasar algo la brotación podemos salvar una cosecha que de otra forma podría brotar antes. En contraposición, retrasar la brotación provoca que la fecha de vendimia se retrase y la maduración corra riesgo de no completarse.

¡Tenemos que encontrar el equilibrio entre estos dos riesgos!