VARIEDADES ACTUALES DE VID EN CASTILLA Y LEON

El análisis del suelo, lo ocurrido con la filoxera y los injertos para salvar sus efectos marcan la elección de las plantas de vid para un viñedo, como contamos en ‘Injertos vs filoxera‘. Hoy en día, existe en la legislación vigente un gran abanico de variedades para la categoría de nuestros vinos: ‘Vino de la tierra de Castilla y León‘. En el siguiente cuadro podemos ver el espacio en porcentaje que ocupan las variedades de uva más destacadas en la comunidad en 2010.

Imagen

NUESTRA ELECCIÓN DE VIDES

Del top3 (tempranillo, verdejo y garnacha) nosotros decidimos plantar la tempranillo y la garnacha tinta, ya que la verdejo se utiliza mayoritariamente para los vinos blancos, aunque existe la verdejo tinta. La tercera variedad que elegimos aparece la última de las mencionadas en el cuadro anterior: Cabernet Sauvignon.

Se trata de una vid bastante ‘todoterreno’, por eso la elegimos. Además al ser una uva de maduración tardía creemos que puede dar un punto extra de acidez a la tempranillo y evite que los vinos tengan un grado demasiado alto. Aunque en años fríos nos arriesgamos a que no madure del todo. También creemos que puede tener sitio en el rosado.

En cuanto a la garnacha, por los pocos viñedos antiguos que hemos podido visitar podemos decir que es la uva tradicional de la zona de Olmillos de Sasamón (Burgos).  Nos aportará frescura, acidez y ese punch. Además nos gustaría usarla para hacer un rosado en el futuro.

Por último, la tempranillo es una uva que creemos podrá soportar perfectamente los niveles de lluvia de la zona y los cambios de temperatura. Debe ser la base de nuestros vinos tintos por su buena adaptación al medio y sus cualidades de maduración más temprana que las anteriores.