Kaixo/Buenas:

Esta vez, Iñigo, me ha cedido estas líneas para seguiros enganchando al mundo del vino, y para estrenarme, he decidido ofreceros este precioso paisaje.

Imagen

Como habréis notado, el frío  ya ha empezado y las viñas también se dan cuenta de las bajadas de las temperaturas. Razón por la que ellas deciden dejar de colorear sus hojas de color verde para dar paso al naranja-rojizo. Debido a la diversidad del viñedo, puede que una parte esté más amarillenta, que es la que corresponde a variedades blancas como Viura. En cambio, la zona más roja corresponde a variedades tintas como Tempranillo. Este impresionante cambio de color hace que este paraje fuera candidato para patrimonio mundial de la UNESCO.

Imagen

El invierno hace que pronto las viñas pierdan las hojas y se vuelvan al reposo vegetativo, es decir, la planta se quedará dormida hasta principios de primavera; cuando suban otra vez las temperaturas. En este caso el viñedo ofrecerá solo su parte leñosa, de color marrón y sin ninguna parte verde, ya que en invierno  no cogerá nutrientes del suelo y se servirá de los azúcares acumulados durante el verano.

En esta parada, las viñas sólo necesitarán la poda, que es una actividad donde se cortan los sarmientos* dejando un número concreto de yemas, que son unos granitos de donde saldrán los pámpanos* y las uvas a partir de primavera. La poda sirve para controlar la producción y la calidad de la uva, pensando ya en la siguiente vendimia.

Así que lo dicho, ahora dejaremos a las viñas que duerman y descansen para que se preparen para dar unas buenas uvas.

Un saludo y hasta otra

 

IRATI

*sarmiento: es la rama de la vid que a partir de Agosto coge forma leñosa en vez de verde.

*pámpano: rama verde que brota de las yemas que en Agosto se convierte en  sarmiento.