Buenos días,

Estamos en verano 2013, sí sí VERANO. Porque a pesar de que en el momento en que se escriben estas líneas las heladas ya han aparecido vamos a relatar lo intenso que ha sido el verano. Como sabéis si habéis leído las entradas anteriores, plantamos nuestras vides a finales de mayo y por tanto, el día que comenzó el verano apenas llevaban un mes en la tierra.

Junio

Ocurrieron varias cosas esos últimos días de Junio que implican el verano. Principalmente dos, porque por una parte el crecimiento de las plantas fue rápido y muy heterogéneo según variedades y por otra las filas más cerca de la chopera tuvieron un problema: el polen de los chopos se esparció por la zona baja del viñedo y a las más pequeñas casi las tapó por completo. Coincidió con unos días en los que no pudimos estar allí y la fila de abajo (apenas 24 plantas tiene dicha fila) sufrió una perdida del 50% de los ejemplares allí colocados.

Image

 

 

El cuajado de los racimos fue perfecto. Apenas hubo corrimientos y a pesar de que las plantas apenas tenían unas semanas la buena mezcla entre calor y humedad consiguió que dentro de los racimos apenas hubiera flores que no pasaran a ser «uvitas en camino»

Imagen

Imagen

 

En el mes de Julio, el crecimiento de todas las plantas fue impresionante. Acompañaba a las mismas el crecimiento de las amapolas que alcanzaban tamaños considerables en muy pocos días. La planta de la amapola es capaz de abarcar casi 1m2 de tierra por lo que es muy importante arrancarlas cuando aún son pequeñas. Son muy sencillas de arrancar porque la raíz apenas se introduce 5cm en la tierra. Arrancar y voltear para que se sequen y no vuelvan a arraigar…

Imagen

En este punto vamos a detenernos por hoy. Estamos ya a finales de Julio y principios de agosto, momento en que comienzan a asomar en el viñedo las que a posteriori llamamos «azotacristos», un tipo de mala hierba que este año de novatos nos ha producido serios dolores de cabeza. Aunque una vez hemos aprendido cómo nace, crece y se reproduce no le damos ni una mínima oportunidad para el año que viene.

 

Esperamos vuestros comentarios, para fortalecer nuestro animo sobre el blog y tener un feedback sobre los textos que ponemos. Un saludo

 

BACEL