Sufrimos la invasión de una mala hierba, ‘salsola kali’, que en Olmillos de Sasamón llaman “azotacristos” y en algunas casas también “rascaviejas”. Es muy parecida a la planta corredera de las películas del oeste. Su tamaño no parecía preocupante a finales de agosto y por  otros compromisos no las hemos podido quitar antes. Sus dimensiones se habían multiplicado por 10 en apenas 3 semanas y las calles más bajas del viñedo presentaban este preocupante aspecto:

centaurea calcitrapa azotacristos
La montaña de malas hierbas apiladas en uno de los extremos del viñedo después de sacarlas de los líneos.

Las tempranillos son las que han sufrido la invasión de las hierbas “salsola kali” por lo que podemos diferenciar claramente dos estados. Las más altas e incluso las más bajas y cercanas a la chopera tienen un buen crecimiento, muy por encima de lo esperado aunque no tienen racimos. Hay bastantes calles cuyas plantas superan el 1,20 metros holgadamente. Sin embargo, las 12-14 filas afectadas…pfff creemos que hemos llegado a tiempo de sacar adelante las plantas pero algunas que estaban bien a finales de agosto se han secado y tendrán que ser reemplazadas la temporada próxima. Tal vez esta haya sido la clásica novatada de alguien cuando empieza.