Sobre nosotros…sobre BACEL

Bacel lleva toda la vida dentro de nosotros, pero su idea comienza a fraguarse en 2011, cuando nos decidimos a hacer realidad el viejo anhelo de la infancia de recuperar el viñedo tradicional de Olmillos de Sasamón, desplazado por los cultivos de cereal.

Con esta determinación, todo el equipo de Bacel nos ponemos manos a la obra para superar cada una de las etapas que nos exigía la recuperación de los viñedos: recogemos muestras de tierra, peleamos con la legislación de la vid y el vino, contratamos con asesores, proveedores, Administración… compramos derechos de replantación, nos aprovisionamos de material… Dos años de preparativos que fraguan en la creación de BODEGA BARRIUSO CELARAIN SL en enero de 2013.

Desde entonces estamos inmersos en la recuperación de esta zona de tradición vitivinícola, adaptándola a las nuevas tecnologías, pero sin olvidar el cuidado respetuoso y tradicional del campo. Nuestra meta es producir vino de calidad alta que ubique Olmillos en el panorama enológico comarcal, regional y nacional para intentar crear valor que suponga también un beneficio al pueblo que nos ha brindado la oportunidad de hacer realidad este sueño.

Tratamos de aprovechar al máximo las nuevas tecnologías junto con el cuidado manual del campo (uvas injertadas de patrones de vid americana sobre variedades autóctonas con sistema de espaldera y entutorado, podas en verde y retirada de racimos para potencial calidad). Evitamos siempre que es posible la utilización de herbicidas y productos químicos que alteren la composición de la tierra. Queremos que el vino BACEL sepa a la tierra donde están plantadas sus vides y que esta tierra esté lo menos “envenenada o alterada” posible.